En Esperanza de Vida nos enfocamos a cuidar de manera profesional a todo tipo de pacientes, especialmente cuando la familia no puede brindarle atención integral, como es el caso de los adultos mayores, en algunos casos puede ser que físicamente dependan de ayuda o simplemente necesiten de cuidados de profesionales. En esta ocasión te contaremos sobre los beneficios que da contratar a una enfermera o cuidadora a domicilio para ancianos.

  • Comodidades: Si lo ves por el lado del paciente o en este caso del adulto mayor, estar en un entorno conocido disfrutando de un descanso total, sin perderse la oportunidad de disfrutar de las reuniones familiares que ayudan a mejorar su estado de ánimo, la ventaja de cuidados en el hogar es que mantienen las cosas que aman más cerca.
  • Cuidado personalizado: Para cada persona definimos un plan de atención, nos adaptamos a los requerimientos que nos soliciten los familiares, especialmente en las actividades básicas de la vida diaria, fomentando la autonomía con actividades de estimulación física o cognitiva.
  • Independencia, confianza y confort: Para un adulto mayor no hay mejor lugar para sentirse cómodo más que en su propia casa. No sólo es más fácil y más rápido el proceso de recuperación en la familiaridad del hogar, también permite llevar a cabo un plan de cuidados hecho a medida, el anciano tiene el control y la capacidad de llevar una vida plena e independiente.
  • Apoyo y participación de la familia: Con la atención domiciliaria se puede dar el caso de que las enfermeras se involucren con la familia para que tengan un mismo plan de cuidados, de esta manera la familia aprende a cuidar a su familiar de forma óptima.
  • Tranquilidad: Brindamos a la familia la garantía de cuidar adecuadamente a un adulto mayor ya que contamos con los conocimientos y la experiencia para cumplir